Errores que podemos cometer cuando queremos perder grasa

La pérdida de grasa puede ser algo complicado. Nos sentimos estancados, aunque estemos haciendo todo bien y eso nos frustra mucho más. Algunas cosas que debes considerar que pueden estar haciendo más lento el proceso son:

 

Bebes tus calorías

Es normal que queramos tomarnos nuestro jugo verde, el problema está cuando no contamos que tomamos uno en la mañana luego otro jugo en la tarde, cinco cafés con leche en el día, varios refrescos o posiblemente unos tragos en la noche. Sentimos que estas calorías no cuentan, pero la realidad es distinta. Además hay que recordar que el alcohol no es parte de una dieta saludable y que son calorías vacías, ya que no aportan ningún nutriente y su consumo en exceso puede ser perjudicial.

Comes muy poco.

Si bien para disminuir el porcentaje de grasa se necesita un déficit calórico, este debe ser MODERADO. Ingerir menos calorías de las que necesita tu cuerpo (alrededor de 1250 kcal – aunque depende de cada individuo) puede activar mecanismos adaptativos que harán que acumules más grasa, ya que el organismo está adaptado para sobrevivir a las situaciones adversas y tu lo estás sometiendo a una al hacer esto.

Eliminas todo un grupo de macronutrientes.

Al principio podrá servir ya que podrás bajar algo de peso, tal vez porcentaje de grasa y hasta masa muscular por el déficit calórico, pero no es un plan factible a largo plazo y puede causar el temido efecto rebote. Además, al eliminar los carbohidratos, la pérdida de peso se dará realmente por disminución de agua en el cuerpo. Eliminar los carbohidratos o grasas pensando que pueden engordarte o perjudicarte es realmente una practica obsoleta. Es importante incluir todos los grupos de alimentos, en sus cantidades justas.

No te ejercitas.

El ejercicio nos permite oxidar grasas (no, no las endurece) y a la vez formar tejido muscular (no, la grasa tampoco se convierte en músculo). Esto además de contribuir al déficit calórico (quemar más calorías de las que ingerimos), permite que veamos los resultados de forma más rápida, además de poder ver la definición de los músculos (aspecto que muchos llaman estar fit). Además, el ejercicio está demostrado que puede actuar contra la inflamación generalizada, disminuir el estrés y ansiedad y muchos otros efectos beneficiosos que podrán leer pronto en otro artículo.

 

Te enfocas sólo en el peso.

El peso es una medida que tomada en cuenta de manera aislada no nos dice mucha información, ya que no expresa el porcentaje de grasa, ni de masa magra (músculo) y fluctúa por muchos factores como la retención de líquido, la menstruación, la composición de la dieta (comer mucho azúcar y otros carbohidratos refinados), el aumento de masa muscular y ciertas patologías.

 

Abusas de productos “light”

Que un producto diga reducido en grasas, reducido en calorías, light, fit, superfood, enriquecido con vitaminas y minerales, no significa que sea lo más sano del mercado, al igual que porque un alimento o preparación sea saludable, no significa que puedes comerte 10kg de ese alimento o preparación. En estos casos, debes practicar la moderación y mejorar tu relación con la comida. Además, muchos productos light son ricos en azúcares refinados, harinas refinadas, sodio y aditivos que en exceso pueden estar retrasando tu progreso.

No duermes suficiente

Está demostrado que dormir menos de 7-8 hrs puede alterar las hormonas que regulan el apetito y saciedad (leptina y grelina), lo que aumenta el apetito y puede aumentar la ingesta de carbohidratos refinados y frituras. Además, afecta la regulación del cortisol, hormona del estrés, que cuando se prolonga puede generar acumulación de grasa corporal. También altera la liberación de la hormona de crecimiento, que favorece el crecimiento y formación de tejido muscular.

 

No cuidas tus porciones.

Solemos subestimar lo que comemos y generalmente comemos de más. Así sea sano, es muy fácil excedernos de lo que deberíamos comer para estar en un déficit calórico y de tal manera perder grasa. Lo mejor en este caso, es acudir a un nutricionista-dietista que te calcule tus requerimientos y te realice un plan de pérdida de grasa personalizado.

Categorías: Uncategorized

2 de comentarios

  1. Audra Bracho dijo en diciembre 19, 2018 Responder

    Hola!!! me encanto este post!! porque es un punto que seguro nos pasa a muchos, el de bajar por completo los últimos kilos de grasa. Me paso a mi que llevo ya 2 años de cambiar mi manera de comer (a una mas saludable) y dos años de actividad física constante. Me paso que mi panza se empezó a definir pero aun tenia una grasa localizada, por más que hiciera ejercicios y por mas que comiera bien no lograba sacar esa grasa.

    Me dije: Algo estoy haciendo mal, así que para lograr mi meta que estar definida (ojo cada persona tiene metas distintas) me fui a ver a una nutricionista deportiva.

    Y si evidentemente a pesar de que me alimentaba bien, necesitaba un plan alimenticio para bajar esos últimos kilos, cambió mi plan alimenticio y las porciones (yo como mucho y mis porciones eran como las de porciones que debe comer un hombre jejeje) como 5 o 6 veces incluyendo Carbos, es importante los carbohidratos en nuestras comidas, lo que si es que en la cena cero carbos. Y algo se adiciono que es el correr, debo correr me dijo que debía incorporarlo, asi que nada queria contar un poco mi experiencia.

    Saludos

    1. AndreaS dijo en diciembre 22, 2018 Responder

      Totalmente! Es así y que bien que acudiste a un profesional! Me encanta que hayas compartido tu experiencia!
      Si lo de los carbos en la noche es meramente una estrategia para acortar las calorías y generar déficit calórico, no tanto porque sean malos los carbohidratos en la noche.

      Y lograste tu objetivo? Te sentiste feliz contigo misma en el proceso? Esas son las claves de la excelencia en un plan de alimentación, no lo olvides!

      Saludos!

Deja un comentario

Nota: los comentarios en el sitio web reflejan los puntos de vista de sus respectivos autores, y no necesariamente los puntos de vista de este portal web. Se les pide a los miembros que se abstengan de insultos, insultos y expresiones vulgares. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario sin previo aviso o explicaciones.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están firmados con *

*
*